Lo de Cataluña sólo puede terminar mal

Después de la publicación de la sentencia del “Process” , que todo hay que decirlo ha tratado de quedar bien, se han producido una serie de actos violentos que dejan la solución del conflicto en una zona peligrosa.

Ojala sea solo la reacción epidérmica del resultado de la sentencia, pero yo me temo que no, que la cuestión de la violencia va a continuar.

En este punto,  y con estas previsiones, desde mi punto de vista, la cosa sólo puede terminar mal.

Sin pretender desmenuzar los pormenores de la situación solo caben dos caminos:

Si la solución hay que buscarla en la Constitución Española, como  marco de nuestra democracia, solo cabe el restablecimiento del orden público, con las herramientas que da la propia CE.  Aplicación del 155 CE –suspensión de la autonomía-  incluso del 116 CE (declaración de estado de alarma , excepción ).

Esto, huelga aclararlo, llevaría a una situación muy compleja   y de máxima tensión. Con repercusiones económicas, políticas y sociales de enorme magnitud para todo el País.  Tal y como pintan las cosas no es aconsejable, aunque si legitimo, la aplicación de la legalidad vigente para resolver la cuestión. Por tanto por las buenas será impensable que esto pueda enderezarse.

El otro camino es el de dejar que los acontecimientos deriven en una desmembración política del Estado español.  Es decir, dejar al independentismo que haga lo que quiere, en contra de la legalidad vigente,  y de la mitad de la población catalana  así como del conjunto de la población del resto de España.

Si la primera de las opciones es  inaplicable, la segunda es inaceptable. Porque de dialogo ya estamos sobrados sin éxito alguno, a pesar de  los reiterados intentos del ilusionista Sr. Iglesias.

Por tanto con una sociedad dividida, no sólo la catalana y una gran dosis de hartazgo generalizado, sólo nos quedas esperar para honrar al primer mártir de la revolución, que ocurrirá un día de estos. Lamentablemente.

Esta entrada fue publicada en POLITICA. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.