Villa de Realengo a Señorío

En el año 1627 reinando Felipe IV, Hortaleza pasó de ser un lugar de Realengo a uno de  Señorío. Las circunstancias  por las que la jurisdicción  paso de la mano del Rey Felipe IV a las del Marques de la Puebla se vieron recogidas en la Cédula Real de trece de Abril de 1627 mediante la cual  se transfería la Jurisdicción civil y criminal,  alta,  baja, medio y mixto,  Imperio Señorío y vasallaje,  penas de Cámara y Sangre, Calumnias Mostrencos y servianias anejas, con todas las demás Rentas Jurisdiccionales del Señorío y Vasallaje y Jurisdicción del dicho lugar, anejas y pertenecientes en cualquier lugar,  desde la oja del monte hasta la piedra del Rio y desde la piedra del Rio a la oja del Monte[1].

La operación  habría que inscribirla dentro de la venta de 20.000 vasallos,  que el Rey Felipe IV se vio obligado, para paliar los elevadísimos gastos en los que estaba comprometido su reino. la situación económica de la hacienda española difería notablemente de la que disfrutó su abuelo Felipe II.

Los gastos que tenía que soportar la hacienda española, junto con las diversas recesiones económicas que ocurrieron en tiempos de Felipe IV,  estaban dejando las arcas vacías. Ni las permanentes devaluaciones de la moneda, ni  la venta de determinadas propiedades regias, ni las constantes subidas de impuestos pudieron evitar la declaración de quiebra del Estado en tres ocasiones.

De estas transacciones saldrían beneficiados  aquellos que se encontraban cerca de su Majestad. Entre los personajes influyentes de su época cabe destacar  al Conde-Duque de Olivares, que acaparó las principales funciones del gobierno de la Monarquía, especialmente las relaciones exteriores del  reino. Para todo ello  gozaba  de la  confianza regia lo que le permitía ejercer una considerable influencia en las decisiones en sus decisiones.

La posición  del Conde Duque de Olivares  en la corte del Rey le permitía rodearse de un buen número de familiares.   Así Francisco Dávila Guzmán, hijo de Leonor de Guzmán, tía del Conde Duque de Olivares, llegó a la corte donde acapararía un buen número de cargos entre los que destacaban los de de Marqués de la Puebla, Mayordomo del Rey, Caballero de honor de la Orden de Calatrava, Comendador de Toledo,  del Consejo y Contaduría mayor de Hacienda de su Majestad, además de Marqués de Loriana.

Esta presencia, en la corte, del  Marques de la Puebla fue la motivó que Hortaleza se convirtiera en señorío al comprar el Marqués de la Puebla a  Felipe IV el término junto con sus  vasallos. El precio debía establecerse a elección del Rey,  bien fijando la cantidad a recibir por el numero de vasallos al precio de 15.000 maravedíes por cada uno, o el de 5.600 ducados por legua legal de extensión del término. En este último caso el precio no cambiaría  aún en el caso de que, una vez comprobado, tuviera menos de media legua de extensión.

La forma de pago seria como sigue: una tercera parte,  dentro de los cuatro meses siguientes, o antes,  si se despachasen los recaudos. Y los dos tercios restantes en dos pagas  cada  cuatro meses siguientes del pago anterior. Todo ellos debería pagarse en Reales de plata doble. Como garantía de pago el Marqués de la Puebla se obligaba con sus bienes y rentas habidas y por haber.

Para fijar el precio definitivo deberían llevarse a cabo dos operaciones: la primera consistente en realizar un censo de la población compuesta por unos 70 vasallos,  y la segunda, establecer un amojonamiento del término que estaba sin delimitar.

Don Francisco Dávila Guzmán Mesia que así se llamaba el primer Señor de Hortaleza era hijo del D. Diego Dávila Mesía Ovando, Conde de Uceda y Marqués de Loriana y de Dª Leonor de Guzmán. Se casó con Dª Francisca de Ulloa y Zúñiga y tuvieron una sola hija a la que llamaron Leonor María Dávila Guzmán que a la muerte de su padre heredó el Señorío de Hortaleza en el año 1640.


[1] Texto traducido y reproducido por el autor,  del documento original, tratando de ajustarse lo mas fielmente a su contenido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.