Intermediación de empresas

IMG_0146Las empresas a lo largo de su vida pueden pasar por diferentes etapas, desde su constitución hasta su cierre y disolución. Algunas de ellas se constituyen y disuelven de la mano de un único dueño, pero en la mayoria de los casos las empresas sufren transformaciones a lo largo de su historia, bien en su configuración inicial, fruto del crecimiento de la marcha del negocio, o bien, cambiando de manos la titularidad de sus acciones, o de sus participaciones sociales.

Sin lugar a dudas, una de las más trascendentes situaciones que puede darse en una empresa es su compra-venta. Con toda seguridad se puede aventurar que la compra-venta es la mas tensionante de todas ellas.Y, además, en la mayoría de los casos, se trata de una transacción novedosa tanto para el comprador como para el vendedor.

La venta no es una decisión fácil, ni siquiera cuando las razones de la misma vienen provocadas por el comprador debidas a la  buena marcha del negocio. Qué decir,  cuando trata de una venta  en la que las razones mas poderosas son las dificultades económicas o la mala marcha del negocio.

Sea cual sea la causa, hay que empezar por aceptar que el planteamiento de la venta de la compañía no es una situación dramática. Sin embargo es una transacción que comporta una cierta dificultad, tanto en los aspectos técnicos como en los relativos a la negociación, por eso debe realizarse de la mano de profesionales que conozcan los procedimientos y tengan la capacidad de colaborar en el éxito de la misma.

Contemplada la operación desde el lado del comprador,  la dificultad no es menor, sin embargo los factores que intervienen son de otra índole, priman, fundamentalmente, aspectos estratégicos, comerciales, de riesgo en la adquisición, quedando los económicos en un lugar importante pero no decisivo de la decisión.

Nuestra experiencia nos permite  asesorarle con plenas garantías.